Etimología y cirugía plástica facial

rhinoplasty etymology

Al recolectar cartílago septal, es importante mantener un puntal caudal y dorsal en forma de L de 1.0 a 1.5 cm. Para revisiones importantes, preferimos recolectar cartílago mediante un abordaje de rinoplastia abierta en el que la elevación del colgajo submucoperióstico y submucopericondrio bilateral se combina con la división de los cartílagos laterales superiores. Con este abordaje, el tabique y el dorso nasal son «ouvert au ciel», logrando una exposición incomparable para el diagnóstico, recolección de material estructural residual y tratamiento de deformidades estructurales. Si el defecto del lóbulo alar también comprende la pared lateral de la nariz, el defecto puede cerrarse con un colgajo nasolabial de base superior o con un colgajo de frente.

  • Para aumentar el dorso nasal, se prefieren los injertos óseos y de cartílago autólogo a las prótesis nasales, debido a la menor incidencia de rechazo histológico y complicaciones médicas.
  • Cuando se rompe el cartílago, la sutura para la resuspensión o el uso de injertos de cartílago para camuflar una depresión permite el restablecimiento del contorno nasal normal de la nariz del paciente.
  • La rinoplastia reduce las jorobas óseas y vuelve a alinear los huesos nasales después de que se cortan.
  • El procedimiento de rinoplastia no quirúrgica corrige y modifica defectos leves de la nariz mediante inyecciones subcutáneas de rellenos biológicamente inertes; los resultados tienden a ser relativamente transitorios, en comparación con los resultados de la cirugía de nariz.

Diario de plástico, reconstructivo

El injerto subdomal, que se coloca transversalmente como una barra debajo de los domos, se utiliza para corregir la asimetría del domo. Ha encontrado aplicación en la corrección de la punta nasal pellizcada y en la estabilización de la orientación vertical y horizontal de las cúpulas. Diversos materiales autógenos son útiles para suavizar el aspecto de los injertos cartilaginosos y para camuflar sutiles irregularidades que pueden desenmascararse en las semanas o meses posteriores a la cirugía, a medida que el edema resultante de la operación se resuelve gradualmente vaporetade-mano.com (Fig. 8). El tejido fibroadiposo o la fascia temporal se extraen fácilmente de la región posauricular, a menudo en el momento de la extracción del cartílago de la concha. Siempre se debe considerar el uso de pericondrio, cartílago triturado o tejido conectivo al realizar una rinoplastia en pacientes que tienen la piel delgada. El puntal columelar proporciona soporte estructural a la punta nasal y mejora la proyección de la punta. 2, el injerto se coloca entre los pilares intermedio y medial emparejados, utilizando un abordaje endonasal o de rinoplastia abierta.

rhinoplasty etymology

Alternativamente, se puede hacer una incisión a través de una pequeña incisión vertical entre la crura medial o a través de la piel del vestíbulo nasal y la crura medial en un lado. Cuando se utiliza un abordaje de rinoplastia abierta, el injerto se sutura al pilar medial. Se debe tener cuidado para evitar la distorsión involuntaria del contorno de la punta nasal o el lóbulo infratip. El injerto debe colocarse por debajo de las cúpulas para evitar una prominencia excesiva con una configuración «unidomo».

rhinoplasty etymology

La reconstrucción nasal más eficaz para reparar un defecto de la piel nasal es recrear la subunidad nasal completa; por lo tanto, la herida se agranda para abarcar toda la subunidad nasal. No obstante, en la etapa final de la reconstrucción nasal, replicando la anatomía de la «nariz normal» mediante el esculpido mantenimiento de flota subcutáneo, el cirujano tiene margen técnico para revisar las cicatrices y hacerlas poco visibles. Usando las coordenadas de las subunidades y segmentos para determinar la ubicación topográfica del defecto en la nariz, el cirujano plástico planifica, mapea y ejecuta un procedimiento de rinoplastia.

Diario de plástico, reconstructivo

rhinoplasty etymology

La división unitaria de la topografía nasal permite un corte mínimo, pero preciso, y una cobertura máxima de tejido correctivo, para producir una nariz funcional de tamaño, contorno y apariencia proporcionados para el paciente. Por lo tanto, si se pierde más del 50 por ciento de una subunidad estética, el cirujano reemplaza todo el segmento estético, generalmente con un injerto de tejido regional, extraído de la cara o la cabeza, o con un injerto de tejido extraído de otra parte del cuerpo del paciente. En pacientes que tienen huesos nasales cortos y cartílagos laterales superiores largos, una modificación de la técnica de Skoog para la reducción dorsal puede ser ventajosa (Fig. 20). En este procedimiento, la convexidad dorsal osteocartilaginosa se elimina como una unidad, se reduce el dorso nasal subyacente y luego se esculpe la unidad osteocartilaginosa raspando el remanente septal residual en la superficie inferior y reemplazado en su ubicación anatómica original. Posteriormente se fijan los cartílagos laterales superiores a este injerto osteocartilaginoso anatómico con fijación mediante sutura.

Si la piel de las mejillas es fina y atrófica, la reconstrucción recomendada es un colgajo nasolabial; de lo contrario, se recomienda un colgajo en la frente, porque el grosor de la piel de la frente es superior a la piel y el tejido nasal. Los defectos del revestimiento mucoso del lóbulo alar pueden repararse con un colgajo de avance mucoso bipédica extraído del interior de la pared lateral de la nariz. Asimismo, los defectos más grandes de la mucosa requieren corrección con un colgajo de mucosa septal de base anterior. Una herida en la pared nasal lateral que tenga más de 15 mm de diámetro también se puede corregir con un colgajo nasolabial de base superior, cursodesoldadura.info que es especialmente adecuado para corregir defectos distales que se encuentran entre las convexidades de la punta nasal y el lóbulo alar. El colgajo nasolabial puede corregir defectos que comprenden los dos tercios distales de la nariz, si existe un suministro de piel suficiente para construir la base del pedículo del colgajo; y los sitios donantes no pueden cerrarse principalmente. Sin embargo, el volumen es la principal desventaja del colgajo nasolabial, excepto en pacientes de edad avanzada con mejilla atrófica; no obstante, es técnicamente eficaz para pacientes que no pueden someterse a una rinoplastia en dos etapas con un colgajo de frente paramediano.

La necesidad de un puntal columelar fuerte es más evidente en narices con pilares media e intermedia cortos, débiles o ensanchados. Para el posicionamiento endonasal, se puede hacer una incisión en la columela, por lo general caudal al pilar medial.

Diario de plástico, reconstructivo

Además, el cartílago septal es particularmente versátil en injertos y tiene resultados fiables a largo plazo. Es útil para injertos esparcidores, puntales columelares, listones alares, aumento dorsal e injertos de borde alar. El cartílago septal también se puede triturar para aumentar el volumen o suavizar las transiciones del contorno.

La preservación de una pequeña cantidad de tejido blando sobre la columna nasal previene el clic y el desplazamiento del injerto con el movimiento de los labios. Para una mayor estabilidad, el puntal columelar se puede asegurar a la columna nasal o al premaxilar. Es preferible el cartílago septal o costal, aunque el cartílago auricular de doble capa a menudo proporcionará suficiente resistencia. El uso de la placa perpendicular del etmoides u otros injertos óseos también es eficaz, pero requiere una perforación antes de suturar. En el paciente que tiene un tabique caudal dependiente que requiere una mayor proyección, el establecimiento de una relación lengua-ingroove entre el pilar medial y el tabique nasal logrará una estabilidad similar a un puntal columelar sin necesidad de colocar un injerto. El cartílago septal es el material de injerto más utilizado en la rinoplastia primaria, debido a su extracción sencilla y a la falta de morbilidad funcional o cosmética del sitio donante.